José M. Hurtado-Capetillo, Área Epidemiológica del Centro de Estudios y Servicios en Salud, Universidad Veracruzana, Veracruz, Veracruz, México Liliana Naranjo-Cházaro, Servicio de Epidemiología, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Veracruz, Veracruz, México Dulce A. Ortiz-Puerto, Servicio de Epidemiología, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Veracruz, Veracruz, México Rodolfo Cuenca-Duarte, Servicio de Radiología e Imagen, ISSSTE. Veracruz, Veracruz, México José G. Vargas-Islas, Servicio de Radiología e Imagen, ISSSTE. Veracruz, Veracruz, México Diana M. Bandala-Arzamendi, Servicio de Epidemiología, Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Veracruz, Veracruz, México Alexandra Vázquez-Pelayo, Área Epidemiológica del Centro de Estudios y Servicios en Salud, Universidad Veracruzana, Veracruz, Veracruz, México Antonia Barranca-Enríquez, Área Epidemiológica del Centro de Estudios y Servicios en Salud, Universidad Veracruzana, Veracruz, Veracruz, México


Objetivo: Identificar y caracterizar el patrón tomográfico predominante en la infección causada por el virus SARS-CoV-2 dentro de los primeros siete días de evolución. Material y métodos: Estudio cualitativo, observacional y transversal de pacientes mayores de 18 años con resultado positivo a COVID-19 confirmados mediante la prueba RT-PCR, dentro de los primeros siete días de evolución sintomática con TC torácica del 25 de marzo al 23 de mayo de 2020. Estudio realizado en el Hospital Regional de Alta Especialidad del ISSSTE de Veracruz, México. Base de datos registrada en Excel y estudio estadístico realizado con el programa SPSS Statistics-23. Resultados: Se estudió a 150 pacientes, 45.3% (68) correspondió a mujeres y 54.7% (82) a hombres. Presencia de lesiones múltiples en 92% (138), lesión única en 2.7% (4) y sin alteraciones en 5.3% (8). Se identificaron infiltrado bronquioalveolar en 88% (132), opacidades en vidrio despulido en 83.3% (125), consolidaciones en 59.3% (89), patrón de empedrado en 4% (6) y derrame pleural en 2.6% (4). Al cuarto día de evolución se identificó el 54.5% de lesiones tomográficas y al quinto día el 89.48%. Conclusión: El estudio tomográfico de tórax realizado a partir del cuarto día de evolución permite integrar una mejor valoración diagnóstica en pacientes con COVID-19. La diversidad de las lesiones y el grado de afección permiten al clínico tomar decisiones diagnósticas y terapéuticas.



Keywords: COVID-19. Tomografía computarizada de tórax. Neumonía. SARS-CoV-2.